Archivo de la etiqueta: maria eizaguerri

Pedro Ginés, campeón mundial sub14; María Eizaguerri 8ª (ambos entrenaron en Ibercaja)

Crónica de Jorge Barón

El pasado 30 de octubre, tras una emocionante última partida, Pedro Ginés se proclamó campeón mundial de ajedrez en la categoría sub14 en Chaldikiki (Grecia). María Eizaguerri quedó octava, tras perder en una emocionante penúltima ronda con la campeona china. ¡Enhorabuena a ambos!

Tanto Pedro como María entrenaron en ibercaja con el Maestro FIDE Jorge Barón. Pedro Ginés de mayo de 2013 a mayo de 2016 y María de mayo de 2014 a mayo de 2015. Puedes ver cómo entrenaban en esta crónica (web Ajedrez Escolar).

Artículos en periódicos:

Pedro Ginés, campeón del mundo sub-14 (El País)

El zaragozano Pedro Ginés, campeón del mundo de ajedrez sub14 (Heraldo de Aragón)

Pedro Ginés: “En la partida definitiva, las horas se me pasaron volando” (Heraldo de Aragón)

Pedro Ginés, campeón del mundo sub 14: «Creo que tengo un estilo propio» (ABC)

CRÓNICA DEL TORNEO

Pedro partía en el puesto 25 del ránking, en la primera categoría sub en la que, probablemente, el ránking inicial ya debe ser tomado en serio (hay Maestros Internacionales, por ejemplo). ¿Cómo iría el torneo?

En la primera ronda Pedro juega con negras frente al chileno Gómez Barrera (Elo 1843). Rápidamente se queda bien, alcanzando esta posición en la jugada 21:

Las piezas negras están muy activas, y las negras amenzan con aumentar la presión tras 21…Cc2! 22.Tc1 Cxd4! 23.Txc8+ Rd7. Poco después la situación de las blancas era dramática:

Y Pedro se embolsó poco después su primera victoria. ¡Un comienzo tranquilo!

En su siguiente emparejamiento Pedro habría de vérselas – con blancas – con el vietnamita Nguyen (1996). La apertura fue bastante bien, pero en un momento a Pedro se le fue la mano con una maniobra de aparente iniciativa (13.Ch4 y 14.f4)

Si esto funciona entonces las cosas marchan bien; de lo contrario, las negras pueden obtener un contrajuego que antes no existía… Tras 14…dxc4! las negras habilitan opciones para su alfil de casillas claras.

Sospecho que ahí Pedro comenzó a pensar variantes de ataque, con sacrificios de dama incluidos, en las movidas líneas que comienzan con 15.Axc4 Cg4!

Finalmente esquivó semejantes aventuras (cuyo final no era precisamente feliz), tan sólo para embarcarse en otras similares – y esta vez por necesidad -.

El vietnamita lanza la estocada 19…e5!, amenazando el caballo de h4. ¡Pedro tiene que entregar una pieza, a cambio de un par de peones e iniciativa! ¿Funcionará? Este es el momento crítico. Las negras devolvieron amablemente la pieza con 19…Axe5, línea que luego investigaremos. Analizar en frío esta situación es sencillo, pero en la vorágine de emociones simultáneas en las que transcurre la partida no es fácil realizar la jugada correcta 20…Cf4!

Por resumir: las blancas van a capturar el peón f7, quedando con sus dos peones prometidos por la pieza. Acto seguido pueden buscar un “prometedor” cambio de damas – principio general: cuantas menos piezas en el tablero, mayores posibilidades para 2/3 peones a cambio de una pieza menor -.

Pero las negras pueden actuar eficientemente contra dichos peones si se aseguran atacar la base del grupo central: el peón d4. Se redirige el caballo a e6 – vía f4 o vía g5 – y la torre va a d8. Por ejemplo, al llegar aquí…28.Tc4 Tad8 29.Ad6 Af8!, con buenas posibilidades de victoria negra.

Tras la devolución de la pieza en e5, Pedro obtiene un alfil que vale su peso en oro:La iniciativa está en manos de las blancas, puesto que la iniciativa negra se disipa con rapidez. Pedro culmina su contraofensiva ganadora con la letal 26.Txf4! Dxf4 27.Tf1Dd6 28.Dc4+. ¡Segunda victoria! El periodista Leontxo García comentó esta partida en El País.

El siguiente jugador sentado enfrente sería el lituano Stremavicius (2024). Pedro hizo una mezcla de líneas contra 1.d4 y se quedó en una posición aparentemente tranquila.

Pedro la apariencia puede ser engañosa en estas posiciones. Con la habitual maniobra 14.b3 y 15.c4 las blancas podrían iniciar una temática expansión en el ala de dama (c4-c5, b4-b5, etc); todo ello sin permitir que el negro juegue el avance liberador c6-c5.

Pero aún más peligroso, si funcionara, podría ser 14.f5! gxf5 15.h3 Ch6 16.Ag5! y luego, igualmente, 17.b3 y 18.c4. El alfil blanco de casillas negras jugaría y las negras podrían quedar en una situación bastante comprimida. Por fortuna, ¡esto no ocurrió!El blanco ha jugado el avance c2-c4 sin apoyarlo con el otro peón. Esto habilita la casilla d5 para las piezas negras. En definitiva, hay algo así como “igualdad dinámica”, ya que las negras no se van a poder mover tras la futura maniobra b2-b4 y Cd2-e4-c5. Pedro ha hecho lo máximo que podía hacer, sin variar el rumbo de los acontecimientos: la posición está igualada.

El blanco, que había estado “pasando” mediante jugadas de rey y torres colapsa de repente: 44.Tdd3? Dh6! y no se puede defender a la vez el peón f4 y el peón d4, puesto que las torres blancas “se traban” entre ellas. El blanco hizo otra jugada y se rindió (cae todo). ¡3 de 3!

En la siguiente partida Pedro habría de encontrarse con un rival de “entidad”: el chino Huang (2322). Pedro pudo mostrarnos su bien preparada apertura catalana:

10.b3! es un sacrificio de peón, habitual en esta línea. Las blancas abren la columna c y ejercerán una fuerte presión a través de ella. Poco después, sin embargo, no parecía que la cosa fuera tan estratégica…14.e5! es una fuerte jugada de Pedro. Ahora las negras deberían entregar el caballo con 14…0-0, y tras algo como 15.exf6 Axf6 16.Ab2 Te8 17.Dd2 aún tendrían que demostrar que tienen compensación por la pieza.

Pero el chino jugó 14…Ce4? y pronto se llegó a una posición bastante “loca”. Cuando entrenaba a Pedro veíamos posiciones así, y la verdad es que no se le daban nada mal (Pedro siempre ha calculado razonablemente bien). Por eso se me hace extraño que no jugase 18.Ah3! En fin, ¡algo vería!

Su jugada fue 18.Ae3, que podría haberse encontrado con 18…Dc8! (evitando 19.Ah3), y aparecen nubarrones en el horizonte. Pero el chino jugó la táctica 18…Cc2 y, cómo no, se encontró con… 19.Ah3! Pedro ganó enseguida, como puedes ver en El País.

¡4 puntos en 4 partidas no es algo que se vea todos los días en un mundial! Evidentemente la “suerte” – en forma de incertidumbre concretada “favorable” o “desfavorablemente” – está ahí: ¡el ajedrez es un sistema complejo!

Ronda 5: kazajo Nogerbek (2316). Esta partida no tiene mucho que contar: las negras igualaron pronto, se cambiaron piezas a mansalva y se firmaron las tablas en la jugada 32.

Ronda 6: estadounidense Turgut (2156). Jugando en el primer tablero uno prevé una lucha movida, pero la Caro-Kan de Pedro rebajó esas expectativas tácticas.De hecho, las rebajó hasta tal punto que  Pedro, con una posición sumamente controlada, obvió la jugada ganadora 31…Ce4!Pero bueno, retiró la torre de g2 y mantuvo su ventaja. A continuación fue el blanco quien hizo la labor de las negras. Retiró el caballo a h5, cambió las damas con Df4 y avanzó el peón f2 a f3. Un “pleno” estratégico que dejó a las blancas sumidas en la pasividad… y a Pedro en la primera plaza del torneo.

Como yang compañero del yin anterior, la siguiente partida sí sería bastante táctica. Los colombianos tienen cierta fama de jugar al ataque y Cardoso (2313) dió fe de ello, cuando tuvo que hacerlo.Tras algunas indecisiones de Pedro en la apertura (Da4 y Db3 estuvieron bien, pero luego Dc2, Db3 y b2-b3 fueron más extrañas) las negras han tomado el mando de la posición. La fuerte jugada que hizo el colombiano, 22…d5!, pocos la harían. El peón c5 queda aislado, pero es irrelevante si las negras pasan las piezas al flanco de rey (se llevó a cabo con Da6-g6-h5). El enroque blanco tiene problemas por el avance de peón a h4: cualquier sacrificio por ahí… ¡glub!Las negras han realizado el viaje de dama y alcanzan un momento crítico. Supongo que había apuros de tiempo aquí, pero la verdad es que 30…Axh4! parece relativamente sencillo de calcular: 31.gxh4 Dxh4+ 32.Rg1 y ahora, si las negras tienen dudas, simplemente 32…T8d6 y 33….Tg6, ganando.

¡Pero esto no tuvo lugar y Pedro siguió resistiendo! Igualmente, el jugador negro sacrificó correctamente una torre poco después, con 35…gxh4!! Puedes ver qué pasaba, en caso de captura en d5, en los comentarios de Leontxo. Pedro jugó la estoica 36.Cf4 y siguió erguido y con la cabeza alta (supongo jeje).

La tensión máxima se alcanzó tras 36…Dg4! 37.exd5…

Ahora las negras ganaban con 37…Dxg3+, pero todo el ataque tiene que continuar con jaque y no es nada fácil ver el pase final del alfil negro. Menos aún en intensos apuros de tiempo que, supongo, había. La línea es 38.Rh1 Df3+ 39.Cg2 Dh3+ 40.Rg1 Ad6!

Pero el colombiano tomó con el peón en g3, con la idea de capturar el Cf4  eintentar trasplantar el alfil a la casilla e3. Pero el plan no tuvo éxito ¡y Pedro consiguió otra valiosa victoria!

Momento importante, pues el siguiente visitante era el ruso Tsoi (2429), ¡uno de los grandes favoritos a ganar el torneo!

El blanco ha manejado la posición “al estilo ruso”. Pocas complicaciones y posición cómoda, aunque probablemente igualada.

Pero ahora hace algo curioso – 25.Rf1 -, cuya explicación sólo podemos especular. La mía es que el ruso no quería forzar con la temeraria ruptura c3-c4 y sus siguientes jugadas de espera van destinadas a que sea Pedro el que fuerce con su ruptura f6 y e6-e5. ¡Pero justo las jugadas que va a hacer el ruso dejan a su rey en una posición táctica muy peligrosa – en e1 ó f1 – cuando el centro se abre!

Pedro rompió en el centro con 30…e5!? y el juego se agudizó.

El peón blanco d6 ha perdido contacto con sus compañeros – formalmente, está aislado – y corre el riesgo de quedar débil. Esto ocurriría si las negras cambian las damas y proceden con Af8, Ted8 y Rf7-e6.

Pero si las blancas juegan ahora 34.f3! el peón negro que quede finalmente en e4 ó e3 también puede quedar débil… Por ejemplo, 34…e3 35.f4 y el peón e3 negro también está aislado. Las blancas pueden intentar g3 y Rg2-f3, o bien Td3, rodeando al peon e3. Intuitivamente, creo que las blancas están bastante mejor en esas líneas, pero las líneas concretas mandan.

Las blancas jugaron 34.Tc2 y rompieron en c5, todo ello manteniendo las damas. Al final, la arriesgada situación del rey blanco en f1 es la que permite un contraataque peligroso.Pedro jugó la magnífica secuencia 38…Tc8! 39.Dxc8 Dxd5 con la amenaza de mate en d1. Ahí el ruso debería haber desplazado su rey a g1 (o e1), pero su última jugada antes del control fue 40.Cc3?, dando lugar a un golpe inverosímil: 40…Dc4+! 41.Rg1

y 41…Txd6! La torre no puede ser capturada porque el peón c5 está clavado.

Pedro continuó explotando la posición del rey blanco con 46…e3! y ganó. Puedes ver el final de la partida aquí.

Así que Pedro era líder en solitario con 7,5 puntos en 8 partidas. Pero el mundial se juega a 11 partidas, haciendo de la recta final una carretera boliviana de montaña.

En la ronda 9 le tocó el georgiano Kacharava, que al final tendría bastante que decir en el torneo. Pedro ya había cambiado las damas en la jugada 7 de un gambito de dama aceptado, lo cual esta vez parecía ser una buena opción: ese final, con estructura simétrica de peones, es más difícil de jugar con negras de lo que parece.

El georgiano hizo un plan extraño, llevando su caballo a a4. Pedromantenía una interesante ventaja posicional, y así llegó 19…h6?!

Pedro prosiguió muy bien con 20.Ah7+ Rh8 21.Ae4! Tras el cambio de alfiles de casillas blancas la casilla c6 podrá ser aprovechada por las blancas.

La posición blanca pronto se convirtió en dominante:Aquí Pedro recuperó su peón con 31.Txf6? Cxf6 32.Cg6+ y 33.Cxe5. Es una decisión práctica y razonable, ¡pero éstas son las jugadas que a veces cuestan torneos!

Para mí es muy extraño ver a Pedro dejar de lado la natural 31.Ae6! (o primero jaque de caballo y luego esta jugada). Las negras apenas pueden hacer una jugada válida. Por ejemplo, si 31…Cc5 32.Txb6 Cxe6 33.Tb8 para dar mate en h8. Tras el avance del peón blanco e3 a e4 ó g3 a g4, la lucha parece prácticamente sentenciada.

Al final, el problema de la jugada de la partida acabó notándose: tras los cambios de torres y un peón, el blanco sólo tiene 3 peones para coronar…El georgiano aprovechó bien la que, á la postre, sería incluso su oportunidad para poder ganar el torneo: 42…Cxg3! 43.fxg3 Cxe3. Con un único peón para coronar y los peones g y h negros yendo a por él – tras incluir 44…Rf6 y 45…Cf5, para forzarle a avanzar -, sólo queda firmar un empate.

Con la sensación de que se ha escapado la partida, Pedro sigue jugando con los primeros de ránking. Ahora toca el indio Raja (2421). Tras una apertura catalana, – una gran opción para un momento así – Pedro mezcla variantes en la jugada 8. A veces es posible, pero hay que hacerlo con cuidado.

Tras 8.Cfd2?! el indio no deja pasar la oportunidad de abrir diagonales blancas con 8…e5! 9.Axc6+ bxc6 10.dxe5 Cg4. A partir de aquí comienza una larga defensa blanca, de la cual no hubo apenas posibilidad de salir airoso. El indio cerró la partida con un elegante truco táctico:92…Ag4+! En caso de cambios masivos en g4 un peón negro consigue llegar ileso al final de su columna.

Por su parte, ¿cómo iba María? Por causas obvias – tiempo – no puedo desgranar su torneo. Así que veremos sus dos últimas partidas.

Después de un meritorio torneo – María (Elo 1987) partía en el puesto 21 del ránking – tuvo una oportunidad de oro en la penúltima ronda. Se enfrentaba a la china Ning (2217), con los primeros emparejamientos distribuidos así:

Es decir, ganando a la china María podía incluso ser campeona mundial sub14. Difícil, pero posible. Igualmente, entrar en el podio sería un gran premio para ella.

Poco antes de los momentos cruciales la china había cometido un error que parecía atribuible a los nervios: había ganado una calidad a cambio de dos peones negros que amenazaban con avanzar rápidamente:

El peón d5 está amenazado y juega María (negras). La jugada natural parece ser 23…Cc7, defendiendo el peón, y buscando luego a7-a5 y Aa7. Era buena, pero había que ver que, tras la maniobra esperada 24.Ce2 a5 25.Cg3 (para Cf5), existía la única pero fuerte 25…Dc5! y el peón c4 tapona la gran diagonal negra en c3.

Viendo la partida en directo, María hizo lo que hubiera hecho yo 🙂 23…a5! Con una horquilla de valor de los peones negros pasados que van a surgir entre 2 y 18 puntos (2 damas), o incluso algo más, el peón d5 es secundario. ¡Hay que avanzar rápidamente!

Con inminentes apuros de tiempo para ambas jugadoras, la contienda se volvió algo incontrolable…

Ahora María disponía de la buena opción 30…Cab5! El caballo evitará el bloqueo del caballo blanco en c3 tras avanzar el peón b4 a b3. Pero calcular y valorar 31.Tc5 Db8 32.e5, etc. no es posible con poco tiempo. La jugada realizada fue la verde, tras la cual el caballo quedó clavado con 32.Tc5. La china cambio las damas y consiguió bloquear los peones en b3, pero la escasez de peones blancos, como en la partida de Pedro, hacen factible un empate. Aquí podía probablemente conseguirse con 44…Cd6 y luego 45…Cxf4+. María vió un truco táctico, pero no sé yo si se lió al calcularlo: 44…c2? 45.Rd3 C4c5+ 46.Rxc2!

Aún con todo, consiguió mantenerse a flote, mermando aún más el número de infantes blancos.Aunque estas situaciones sean empates “técnicos” decirlo y hacerlo es muy diferente. La maniobra de María fue 48…Re7?!, pero su rey no llegó muy lejos.

Un empate más claro se conseguía con  48…g6 y luego 49…Rg7 y 50…h6. Se cambia un peón más y se conserva la base de los peones negros – f7 – muy abajo (es prácticamente inalcanzable para las piezas blancas).

En la partida María aún conservó su base de peones muy abajo – en g7 -, manteniendo en una unidad a todas sus piezas.

Con 65…Ce5 las blancas no pueden progresar. María jugó 65…Ce7 66.Rg4! y las blancas ganan terreno. Puede haber un jaque de torre en a6, el rey puede ir avanzando, etc. Aún así 66…Rg6 67.Ta6+ Rf7 resistiría.

Pero María no evitó la tentación y movió su peón-base de g7… Tras 66…g6? 67.Rf4 g5+? 68.Rg4, el rey blanco se infiltró por h5 y ganó el peón h6.

La china se proclamaba campeona a falta de una ronda. Mientras María podría quedar entre las 5 primera si ganaba la última (previsiblemente habría varios empates por arriba).

Esta fue la última ronda:

En liza con la india Jyotshna (2060) María obtuvo un buen medio juego. Parecía que iba a llevarse la victoria – la india teía medio atrapada una torre en la columna h – y podía haberla conseguido en este momento:

María jugó 37.Rg3 y siguió 37…Th5. La torre sigue escorada en h5, pero como contrapartida las negras pueden intentar De7 y Dh4+. La partida terminó en empate.

¿Podía ganar María? Con 37.Dg3! la torre negra tiene problemas serios. Ya no es posible escapar con 37…Th5 38.Ag4 Th6, ya que sigue 39.f5! con victoria rápida.

Las negras deben ejercer su derecho a tomar el peón f4, pero esto permite un detalle táctico clave: 37…Txf4 38.Axe6! Las negras deben entregar la dama con 38…Txf1 39.Axf7 Txc1, pero sus torres quedan descoordinadas tras 40.e6!

Así, pues María quedó en octava posición: ¡enhorabuena! 🙂

Pedro había quedado algo hundido tras su partida con el indio. Por fortuna llegó a la última ronda con la moral alta y con su inquebrantable capacidad de lucha intacta. si la partida llegaba a la quinta hora… ¡Pedro tendría ventaja por “resistencia”!

En la última partida Pedro jugaría con el alemán Krastev (2298). En una partida de las que hacen afición, Pedro conseguiría llevarse el gato al agua. Todo ello tras un último error del alemán, en posición de empate, y ante la atenta mirada – sí – del georgiano Kacharava (que había ganado su partia). ¡Aquel final que se le escapó a Pedro estuvo a punto de costarle el torneo!

Comentar la partida daría para otra entrada, así que dejo el enlace (comentarios de Leontxo García, en El País).

Un gran resultado por parte de ambos, Pedro y María. En mi modesta opinión el torneo lo ganó más la capacidad de lucha, la resistencia y la capacidad de resiliencia que el propio juego. También hubo “suerte de campeones” (la china, que perdería la última, también cogió su numerito de lotería). Pero así es el ajedrez: ¡la incertidumbre acecha y la posición puede cambiar con un parpadeo! El que antes se adapte al nuevo escenario tendrá el viento de cola…

Esperemos que sigan yéndoles las cosas igual de bien a ambos, Pedro y María, en el futuro. ¡Buena suerte!

El futuro del ajedrez mundial es aragonés (artículo Heraldo de Aragón)

3 de diciembre de 2016

“A sus doce años, el zaragozano Pedro Ginés y la oscense María Eizaguerri son dos de los mejores ajedrecistas del mundo en su categoría y protagonizan una rivalidad que traspasa fronteras y les ayuda a crecer en su juego.”

Así comienza el artículo del Heraldo de Aragón El futuro del ajedrez mundial es aragonés , publicado hoy. En él María, Pedro, sus padres y Enrique González-Simarro (director de la Escuela y club de ajedrez Ibercaja) nos cuentan cosas muy interesantes: cómo se llevan María y Pedro entre ellos, cómo aprendieron a jugar, qué planes tienen…

el-futuro-del-ajedrez-mundial-es-aragones-heraldoMaría Eizaguerri y Pedro Ginés. Imagen: Heraldo.es

Se cita también al joven Gran Maestro aragonés Daniel Forcén (como ves, tiene su página en la Wikipedia), que diera sus segundos pasos – más que primeros – en Ibercaja. En esos momentos consiguió su primera norma de Gran Maestro, fue campeón de España sub18 (2012), medalla de bronce en el europeo de Praga (2012), jugó el Mundial…

¿Quieres ver cómo juegan al ajedrez Pedro y María? Pues para muestra, un botón. La última partida entre ambos, jugada el domingo pasado con el resultado final de empate, fue espectacular. Tras un complicado sacrificio de dama por parte de Pedro, ¡los tres resultados eran posibles! Para ver la partida pulsa aquí.

          Posición tras 23…Af5!!                                                                    Posición tras 52.Rh1!

pedro-maria pedro-maria1

 

 

 

 

 

 

Pedro finalmente ganó el torneo y María quedó sexta, mostrando que “tiran para arriba”. 

clasif-prefente

Les deseamos lo mejor a ambos, tanto en lo deportivo como en lo personal.