Torneo de Escuelas El Olivar

Crónica de Alfonso Millán

Un año más, el Olivar tuvo a bien invitarnos a su tradicional Torneo de las Escuelas. Torneo muy duro pues cada cual lleva a lo más florido y granado para quedar lo mejor posible. Como dijo el organizador Marino Veras muy gráficamente antes de empezar el torneo “aquí no hay pichones”. Jugaron por Ibercaja: Alberto Arnal, Mario Anadón, Pablo Martínez y David Gracia. También estaba en la lista Cristina Dolz pero le coincidió con un partido de baloncesto.

Pulsa para ampliar

Desde el principio se vio claro que era una carrera de 3 entre Frechín, Monzón e Ibercaja por hacerse con las 2 primeras plazas que daban derecho a trofeo aunque a mitad de torneo el colegio/club del barrio de Las Fuentes se destacó y ganó con todo merecimiento el primer puesto.

En la reñida lucha por el segundo puesto, todo se decidió en la última ronda. Llegaba Ibercaja con medio punto de ventaja, pero los nervios pasaron factura y solo se pudo empatar ante Cuarte. De todas formas, todo pintaba bien en el encuentro Monzón-AAA con 1-1 y las 2 partidas favorables a la AAA, pero el ajedrez es así y más en partidas rápidas… En una por ilegales y en otra por dejada de dama, Monzón ganaba 3-1 y por medio punto se llevaba el segundo puesto.

Medio punto que tuvo en sus manos en la primera ronda Mario, que con dama contra caballo se confió y se dejó comer la dama. De todas formas, se repuso brillantemente de ese contratiempo ganando el resto de partidas y llevándose con todo merecimiento el premio al mejor jugador. Tuvo además el grandísimo detalle de querer compartir el trofeo con sus compañeros, un diez para él.